domingo, 24 de junio de 2012

Biohacking: sensor para oír colores

Ya hace unas semanas comenté sobre el documentalista que perdió un ojo y mediante una técnica de biohacking se fabricó un ojo artificial para capturar todo lo que ve, siguiendo con esta serie de cyborgs que adaptan una deficiencia física debido a un problema congénito (como el caso de Neil Harbisson, que padece acronatopsia, es decir, que no identifica los colores y sólo ve el espectro en blanco y negro) o bien pérdida por un accidente como le ocurrió al primer caso comentado.

El invento revolucionario de Neil Harbisson consiste en un ojo artificial que recoge las tonalidades del color y las transforma en notas musicales (sonocromático), un lenguaje conocido para una persona que nunca ha visto ni sabe distinguir entre rojos, verdes, amarillos, azules... Esto le ayuda día a día a poder tomar decisiones sobre, por ejemplo, compra de productos alimenticios que de otra forma se basaría únicamente en otros parámetros como pueda ser el olor o tamaño (imagina comprar verduras sin conocer el color que estás comprando...).

En este breve documental, el autor de este invento integrado en su cabeza cuenta cómo funciona y le ayuda a llevar una vida más normal, además, es el primer ciudadano reconocido por un gobierno como un cyborg.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Este blog es DOFOLLOW, eso sí, sólo aceptaré comentarios que aporten algo al contenido publicado.

Si te gustó comparte!

Noticias del futuro cercano